Arte contemporáneo

“Ser artista hoy significa cuestionar la naturaleza del arte” Joseph Kosuth, 1969

El arte conceptual adquirió el rango de movimiento a finales de los años sesenta y principios de los setenta. La base de este arte es que las ideas o conceptos constituyen la verdadera obra.Tanto en el Body Art, la Performance, la Instalación, el Videoarte, el Soundart, el Earth art o el Fluxus, las actividades, los objetos, las instalaciones o las acciones se conciben sólo como vehículo para la presentación del concepto. Dado que éste se halla directamente vinculado al lenguaje, en el mundo del arte conceptual, el material es el lenguaje.

En lo que coinciden la mayoría de las obras conceptuales es en el hecho de dirigirse a las facultades intelectuales del espectador para tratar de dar respuesta a planteamientos como qué es arte, quién decide lo que es arte o cómo se expone éste y cómo se critican las obras de arte.

En el Certamen Des-adarve, salimos de los museos y las galerías y dirigimos nuestra atención hacia el papel que desempeña el entorno en la identificación de un objeto como arte, así como a la relación recíproca y el poder del arte para cambiar el espacio o contexto en un lugar artístico.


“El arte de la instalación, esté concebido para un espacio específico o no, ha emergido como un lenguaje flexible”    David Deitcher, 1992

La instalación trata de modificar el espacio circundante para incorporar al espectador dentro de la obra. Son obras envolventes y catalizadores de nuevas ideas. Necesita de la participación activa del público para que la obra aparezca y pueda verse plenamente. Van más allá de la práctica artística tradicional para mezclar estructuras y materiales con acciones, vídeo o sonidos.

Por ello, creemos que el certamen abre un amplio abanico de posibilidades a los partipantes a la hora de crear. El resultado de todo ello, dará lugar a un juego entre el espectador y los cinco espacios transformados, utilizando estructuras y otros materiales efímeros, música y efectos sonoros, proyecciones, etc.

Des-Adarve trata de desmitifcar el arte y acercarlo a la gente común.


“¿Por qué no colocar la obra en el exterior y cambiar más los términos? Robert Morris, 1964

En los años 50, algunos artistas crearon obras que encajaban perfectamente en su contexto, por lo que se trasladó el arte de los museos a la calle y al campo (landart)

Se pensaba que el arte debía estar al alcance de algo más que unos pocos privilegiados. Es entonces cuando aparece el concepto de Site Works (trabajos en emplazamientos). Los Site Works analizan el contexto físico en el que están situados: una plaza, una calle o la orilla de un río. La obra ya no es un monumento, sino un medio para transformar un lugar y el punto de más interés está en la naturaleza colectiva del proyecto, el cuál reúne a artistas, arquitectos, mecenas y público.

Des-adarve defiende esta filosofía y escoge cinco espacios del casco viejo para volver a convertirlos en un lugar que visitar y recordar lo que guardan dentro de ellos: testimonios de la historia de la ciudad y de su gente.